Estás en
Inicio > Deportes > [Columnas Al Pie] Pesadilla Continental

[Columnas Al Pie] Pesadilla Continental

por Cristóbal Urzúa

Un día 5 de junio de 1991, Chile tocó la gloria continental. Por primera vez en la historia un club de nuestro país ganó el campeonato más importante de América, la Copa Libertadores. Colo-Colo, comandado por Mirko Jozic, en su estadio, lograría romper con la mufa que acompañaba a los clubes chilenos desde la década de los 70; época en que los equipos nacionales habían tenido más de una destacada participación, pero siempre quedando con las manos vacías. Sin embargo, ese día fue la excepción: la vuelta olímpica era chilena, por primera vez en la historia.

Posterior al triunfo, un estandarte de ese plantel, Lizardo Garrido, declaró que la gesta podría ser repetida por otro cuadro local en un plazo de diez años. Lamentablemente, esta situación jamás se volvió a dar, y aunque existieron destacadas participaciones a lo largo de los noventa (Universidad Catolica 93`, Unión Española 94´, Universidad de Chile 96´), no existió nunca otro equipo chileno que lograse dar nuevamente la tan ansiada vuelta olímpica.

Transcurridos veintiséis, y casi veintisiete años desde ese momento, hoy se ve muy lejana la posibilidad de que un cuadro de la liga nacional pueda igualar la hazaña conseguida por los albos. Pero, lo que es aún más preocupante, es que desde comienzos del siglo XXI, el rendimiento de los clubes nacionales ha sido absolutamente nefasto, salvo por la Universidad de Chile que, en la última década, se ha encontrado dos veces en las semifinales del campeonato (2010, 2012).

Es cada vez más habitual ver que los cuadros locales ni siquiera sean capaces de superar la fase de grupos del torneo. Un ejemplo concreto de esta situación es que, desde el año 2008, tan solo tres de los trece equipos que han participado desde entonces han logrado superar la primera ronda. Aún más crítico, es que desde hace 4 años (2014) no existe ningún club que haya podido superar la fase grupal de la Copa -en ese momento lo logró la Unión Española y quedó eliminada en los octavos de final, con un pésimo rendimiento-.

Números negros que provocan muchas preguntas, quizás la más importante es: ¿Cómo es posible que en una década “dorada” para el fútbol chileno- a nivel de selección-, los cuadros chilenos no logren tener un rendimiento digno en una competición tan importante? No existe una sola causa que permita responder este cuestionamiento, podría decirse que es multicausal y existen muchas razones a las que se podría apuntar: el ingreso de las sociedades anónimas al fútbol chileno, la mala gestión a la hora de conseguir refuerzos, la poca preocupación en el trabajo del fútbol formativo, el poco interés futbolístico de muchos clubes a la hora de participar en este tipo de torneo, etcétera. Culpables hay muchos, y lo cierto es que con el diagnóstico ya realizado, lo más terrible es que no se esté haciendo nada concreto para que la situación mejore.

Por el momento. nos queda ver desde la televisión cómo clubes de países hermanos suben exponencialmente su nivel y cómo jugadores de cuadros colombianos, argentinos, brasileños y ecuatorianos se comen la cancha por “llevarse la copa”. Es el deseo del equipo de ‘Cortita’, que los representantes chilenos que siguen vivos en la vigente versión del torneo logren llevar el nombre de nuestro país a lo más alto.

Loading Facebook Comments ...
Top
Ir a la barra de herramientas