Estás en
Inicio > Especiales > #CrónicaElectoral Debate ARCHI: De propuestas poco y nada.

#CrónicaElectoral Debate ARCHI: De propuestas poco y nada.

El debate presidencial de la Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI) nos ha dejado con un sabor amargo con respecto a las propuestas de los candidatos. La pobreza argumentativa, las réplicas, que parecían dardos llenos de ponzoña, y la queja de los presidenciables hacia los periodistas, marcaron una jornada que de debate tuvo poco.

A continuación, revisamos el uno a uno de los candidatos y su desempeño en el segundo encuentro:

Carolina Goic: La ruptura de la Democracia Cristiana con la Nueva Mayoría le sigue jugando malas pasadas. La que menos propuso. Se quedó en el discurso bonito. Selló su destino. Siga participando

José Antonio Kast: El candidato que los criticó a todos; incluso a su compañero de sector, el expresidente Sebastián Piñera. Habla de apitutados políticos sin dar nombres y tener cifras a la mano. ¿800 millones de dólares? Eso es dos veces el PIB de nuestro país.

Sebastián Piñera: Mantuvo la calma en momentos en que todos los misiles parecían ir hacia él. Fue diplomático cuando tuvo que responder, pero no fue capaz de responder la pregunta de Cony Stipicic respecto de si será un Aylwin 2.0. Sigue insistiendo con las cifras de la encuesta ENUSC, que fue modificada cuando asumió en 2010, con respecto a la delincuencia en nuestro país.

Alejandro Guillier: El candidato periodista que no dudó en frenar a la colega Stipicic al momento de responder una pregunta. Sorprende que venga de un excomunicador. Senador, si se le está dando la oportunidad para que presente sus propuestas, deje trabajar a la colega. Mínimo.

Beatriz Sánchez: Otra abanderada que cree que con palabras bonitas puede llegar a sentarse en el Palacio de La Moneda. Se le preguntó a cuánto asciende la deuda fiscal y se excusó que el debate no era un test. Propone dejar fuera a las Isapres en el negocio de salud y dejarlas como un seguro secundario. No entrega ningún ejemplo concreto que haya existido.

Marco Enríquez-Ominami: Pareciera que su blanco únicamente fue Sebastián Piñera, incluso lo llamó por sus tres nombres: Miguel Juan Sebastián. Propone subir el sueldo mínimo a 300 mil pesos. ¿Cómo? ¿Tiene conocimiento de la canasta básica de una familia de ingresos menores a 200 mil pesos? No mencionó el Ingreso Ético Familiar.

Eduardo Artés: Sigue insistiendo en que la Lucha de Clases puede ser la solución para, según su discurso, refundar Chile. Cree que el poder está en los trabajadores. ¿Sabe cuántos trabajadores realmente están afiliados a sindicatos? Pareciera que no maneja ese dato.

Alejandro Navarro: El haber lanzado casi $2.500 en monedas lo deja mal parado ante la opinión pública. Una actitud poco republicana. La falta de decoro del candidato del partido PAÍS descolocó a los asistentes al foro radial. Insiste que la democracia en Venezuela existe. Se disputa el último lugar de la tabla junto a Artés y ME-O.

Loading Facebook Comments ...
Top
Ir a la barra de herramientas