Estás en
Inicio > Cultura Pop > El tiempo da la razón, Felipe.

El tiempo da la razón, Felipe.

Nissim Sharim, reconocido actor del Teatro Ictus, y partícipe del primer programa humorístico de la televisión chilena “La Manivela”, forma parte del directorio de Televisión Nacional de Chile en el año 2003. En una de las sesiones de directorio, Sharim junto con otros integrantes, incita a la gerencia del canal a despedir a un joven periodista del programa Ciudad Gótica – conducido por Felipe Camiroaga, Coco Legrand y Carla Ballero – por emitir una serie de notas donde aparecía, bajo un punto de vista jocoso, junto a un hombre que quedaba semidesnudo al ritmo de la música tecno, llamado Bryan Tulio. El argumento para desvincular al profesional, oriundo de Concepción, es que esas imágenes mostradas son considerados atentatorias contra la línea editorial de la estación televisiva, contra la moral y las buenas costumbres.

25 de enero de 2018. El comediante y periodista, Felipe Avello Suazo, se para en el escenario de El Patagual, en el marco de la 49ª versión del Festival de Huaso de Olmué, con el fin de presentar su espectáculo de humor ante el público presente en el recinto. La performance es un éxito, logrando múltiples carcajadas por parte de los espectadores y de millones de televidentes que lo observaban en todas las latitudes del país. Su consagración se hace evidente, obteniendo por fin la popularidad y el reconocimiento masivo que anhelaba por años a partir de esta demostración que lo llevó a cabo, curiosamente, en el mismo canal donde hace 15 años fue despedido.

Durante años, Avello tuvo que lidiar con opiniones lapidarias que lo catalogaban, en su cara y sin red social entremedio, como un enfermo mental que debía urgentemente acudir a un centro psiquiátrico para ser tratado; y a pesar de esos comentarios, no tenía otra alternativa que mantenerse estoico y continuar con su rutina frente a las cámaras de la misma manera que lo ha desarrollado, incluso si era necesario, podía provocar aún más la ira de quienes eran sus críticos. Sin embargo, otros consideramos que lo que hace es irrepetible y no es comparable con cualquier otro comediante, siendo capaz de transformar una situación neutra y seria en el instante más gracioso de la jornada, siendo sus compañeros de trabajo y el mismo público en copartícipes de su show, aunque no se den cuenta.

La confusión y la incertidumbre es parte del propósito que tiene el también músico. Nadie sabe en que parte de su comunicación lo hace con intención de hacer reír o no. Nadie sabe si sus rutinas son estructuras o improvisadas. Ningún sujeto puede predecir lo que hará al siguiente minuto, por que lo imprevisible es una verdadera caja de pandora que sorteamos en el día a día frente a cualquier circunstancia que vivamos, y aunque eso atemoriza, también seduce.

Tal vez por eso muchos lo catalogan como el mejor comediante del siglo XXI. Incluso sus colegas reconocen admiración hacia su persona, dado que en el mismo momento en que Pecesillo comenzaba a provocar risas por sus notas hilarantes con desconocidos o por emitir comentarios que al final daban carcajadas, sus pares lo veían con gracia mientras estudiaban en el colegio o ingresaban a la Universidad sin pensar, siquiera, que en un par de años más se dedicarían a este rubro. Avello abre la puerta de par en par en los medios a la nueva generación, a aquella que nació con acceso a Internet y olvidar los aspectos negativos de la década de los noventa. Es el primer millenial sin serlo por edad, por que pese a su éxito masivo, aún hay generaciones anteriores que tienen dificultades para entender su humor, y aunque esté fuera de lógica, está en el proceso de revertirlo.

Nadie duda ahora que su Metahumor (hacer humor más allá de la percepción de nuestros sentidos) está recibiendo por fin sus frutos luego de años de descalificaciones, insultos y despidos por gente que se jacta por tener una moral apta para calificar qué cosa es graciosa y qué es ofensiva, o qué es la censura para posteriormente censurar a otro. Como en muchas cosas, el tiempo siempre da la razón.

Loading Facebook Comments ...
Top
Ir a la barra de herramientas