Estás en
Inicio > Actualidad > Una odisea espacial Sudamericana

Una odisea espacial Sudamericana

“Astronautas” es una interesante propuesta dramática del aclamado director argentino Mariano Tenconi que busca explorar en un terreno no muy frecuente en el teatro: la ciencia ficción. La obra tuvo su última función el día de ayer  a las 20.30, cerrando el telón del festival Santiago a Mil en el Teatro UC.

Por Javier Oyarzún Lamilla   

Dos mujeres vestidas en trajes espaciales se paran con orgullo y una mirada al horizonte llena de esperanza frente al público. Una de ellas comienza a hablar para dar contexto a la situación mientras, música que nos hace recordar un tanto a Star Wars o Star Treck suena de fondo. Nos sitúa en el año 2618, en un escenario post tercera guerra mundial, en el que las grandes potencias han decaído y Sudamérica se lanza por fin a la carrera espacial, en una misión histórica que une a los países de Chile, Argentina y Brasil en un viaje a un planeta desconocido. Las cosas no salen como se espera y la nave explota, dejando como sobrevivientes a las astronautas Forever y Brillante.

La obra se desarrolla en torno a las aventuras y dificultades que viven ambos personajes en una situación de completa adversidad: un planeta en el que los días no pasan, no hay señales de vida y la comida (a excepción de unos “frutos galácticos”) escasea.

Forever (Ximena Rivas) y Brillante (Claudia Cantero) son radicalmente distintas: una es chilena y la otra argentina, una es formal además de racional y la otra emocional, muy movediza e inquieta. El hecho de que estas dos personalidades dialoguen (tanto a nivel corporal como oral) en escena mantiene un ritmo rápido, divertido, fácil de digerir. Además, ambos personajes resuelven las situaciones complejas a su modo, lo que hace que en muchas ocasiones choquen y se peleen, lo que mantiene una constante tensión en él escenario.

Sin lugar a duda debe destacarse el desempeño de la chilena Ximena Rivas y la argentina Claudia Cantero que logran cautivar al público a través de sus energéticas y cómicas interpretaciones. De igual forma, se agradece el buen uso de las luces, los sonidos y la música, que aportan enormemente al desarrollo de la historia.

La deuda que -en mi opinión- dejó esta obra, es a nivel de dramaturgia. En ciertos momentos la obra abuso de los recursos cómicos y superficiales, que son bienvenidos, pero a la larga se desgastan. A pesar de que los dos personajes estaban bien caracterizados, les faltó mayor profundidad. Eran peculiares y tenían mucha gracia, sin embargo, eran planos.

En definitiva, si es que usted busca una obra original y que lo haga reír, sin duda “Astronautas” cumplirá el objetivo. No obstante, si es que busca una obra que lo haga reflexionar y que le plantee dudas existenciales, entonces no será la mejor opción.

Loading Facebook Comments ...
Top
Ir a la barra de herramientas