Estás en
Inicio > Fútbol > El diablo maravilla

El diablo maravilla

La humildad, el esfuerzo y el éxito son tres palabras que describen la vida de uno de los mejores jugadores del mundo y goleador histórico de la selección chilena. Hablamos de Alexis Sánchez, quien pasó de dar sus primeros pasos en América Latina, bajo el polvo minero y las pocas posibilidades de ascenso, hacia tierras inglesas, bajo el frío y las lluvias constantes, donde tendrá otro gran objetivo: deslumbrar, a base de fintas, sacrificio y goles en los pastos del Teatro de los sueños.

 

Después de una temporada exitosa, pero un poco incomoda en Arsenal, Alexis buscó nuevos horizontes, pero en la misma liga donde llegó hace cuatro años. En el mismo país donde ganó cinco títulos (3 Community Shield y 2 FA Cup) y donde emigró, ya que no quería seguir siendo la sombra de un tal Lionel Messi, en Barcelona, sino que ser la gran figura y así lo hizo en los cañoneros. Pero… faltaba algo, algo que lo hiciera motivarse, esa hambre que tienen la mayoría de las personas, el de ganar cosas, el de conseguir objetivos importantes y escribir una historia para contar, una historia donde quería dejar de lado los premios individuales y ganar trofeos en equipo. Alexis sueña con levantar algún día la Premier League o alzarse como el único jugador chileno en levantar la Champions League y Arsenal estaba lejos de lograrlo. Es por eso que todos observábamos lo infeliz que estaba en Londres, siempre siendo un equipo de terceros o cuartos puestos, observando cómo hasta un Leicester, de una categoría mucho menor, levantaba la Premier.

 

Hoy el amor por el fútbol sigue intacto, pero de seguro que dejará de ser el que tiene un hombre de 29 años, sino que hoy será el de ese cabro chico que recorre todo el Old Trafford en busca del grito de gol, como lo hiciera en Cobreloa, Colo Colo y River Plate.

 

El que mordió el polvo tantas veces hoy llega a una de las ciudades con prestigio mundial, donde la educación, los negocios y el fútbol son los ejes por los que se mueve. Pero, sin duda, este último es el que mueve mucho más al niño maravilla. Llegar a vestir ese rojo furioso, los cortos blancos y sostener ese 7 en la espalda que en tiempos pasados brilló con George Best, Éric Cantoná, David Beckham y Cristiano Ronaldo. Un número que pesa, pero que un niño como Alexis no se va a preocupar por el pasado, sino que vivir el presente y escribir un futuro como lo ha hecho en todos los equipos que ha estado, quedándose después de los entrenamientos, corriendo la cancha de línea a línea y tocando el piano junto a sus dos hijos: Atom y Humber.

 

Alexis es nuevo jugador del Manchester United y como lo hizo en Barcelona con Messi va a iniciar siendo la sombra de Pogba, pero va a terminar codeándose con Cantoná, Beckham y Ronaldo. Manchester prepárate que un juguetón con la siete en la espalda va a posicionar en lo más alto a los Red Devils.

Loading Facebook Comments ...
Top
Ir a la barra de herramientas